domingo, 22 de septiembre de 2013

Historia de una bici y un árbol

   La naturaleza nunca nos dejará de sorprender en sus infinitas y sabias manifestaciones. La que nos ocupa hoy, es la cuanto mas extraña fusión de una bici y un árbol de un bosque. Una hermosa historia apta para un cuento infantil.

 Allá por los años 60, en la isla de Vashon en el estado de Washington DC, Helen Punz regala a su hijo Don de 8 años una bicicleta. El niño nunca vió con buenos ojos aquella bici que le regalara su madre al considerar dicha montura mas propia de una niña y un buen día la abandona en lo mas profundo de un bosque alegando a su madre que se la habían robado.


 Al pasar 50 años, un diario local se hace eco de un extraño hallazgo en el bosque en el que un árbol abraza una bicicleta. Helen Punz ya con una edad de 99 años  reconoce de inmediato la montura que en su día le había regalado a su hijo.
  Lo que en su día había sido un objeto de vergüenza por parte de un niño, la naturaleza consoló la desvalida montura en su tristeza con un abrazo eterno y sacándola a la luz la convirtió en objeto de admiración en el mundo entero.






No hay comentarios:

Publicar un comentario